¿Qué pasa en Villaviciosa?

La ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección animal, por la que se rige el Ayuntamiento, data de noviembre de 2014. En aquella época estaba permitido el sacrificio animal, pues la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid es de julio de 2016. Nuestro Ayuntamiento, respecto a los gatos “se la salta a la torera” , imponiendo el criterio personal del Alcalde y su equipo, que pretende hacer desaparecer a los gatos de la ciudad.

El problema que tenemos en este momento es que, en el Pleno del 26 de julio de 2018 se aprobó por mayoría una Moción, presentada por IU, para llevar a cabo en Villaviciosa la implantación del método CES (Capturar, Esterilizar y Soltar). Este método, es el único eficaz, ético y humanitario de gestionar las colonias felinas.

Como el Alcalde y su equipo, así como los concejales de VOX son “antigatos”, votaron en contra. Aún así, al ser una Moción aprobada por mayoría debería haberse puesto en marcha ya.

En su lugar e intentando justificar “insuficiencia de medios”, el Ayuntamiento convoca un concurso al que “curiosamente” solamente concurre una empresa y a ésta le adjudican en agosto los servicios de perrera, por un importe de 43.000 euros (dinero que sale del bolsillo de todos los ciudadanos de Villaviciosa). En la Memoria justificativa no se hace mención al tema, pero desde entonces, la orden que ha dado el Sr. Alcalde y compañía ha sido la de capturar a todos los gatos que sea posible y confinarlos en la mencionada perrera. A los que son más sociables los tienen enjaulados individualmente. A los más salvajillos, los van ACUMULANDO en un chenil, a la intemperie y allí los pobres habrán de esperar a que el destino decida lo que va a ocurrir con sus vidas, que ya todos podemos ir imaginando cual va a ser su final, puesto que son gatos que no pueden ser dados en adopción por su carácter feral.

Se están colocando jaulas trampa en domicilios particulares, colegios, polideportivos…. Y concretamente en la residencia de mayores de la CAM, están haciendo capturas masivas.

Si se cumpliera con lo estipulado en la Ley 4/2016 (Art. 21.7), los esterilizarían, y los volverían a soltar. En su lugar, los mantiene enjaulados con todos los perjuicios y sufrimiento que eso conlleva para los pobres animales.

Es decir, el Alcalde se está saltando las Leyes; está incumpliendo los Acuerdos del Pleno de su propio Ayuntamiento y está cometiendo delito de prevaricación, porque ha tomado de forma unilateral una decisión injusta que está ocasionando perjuicios y sufrimiento, tanto a los animales como a las personas que los queremos y luchamos por su bienestar.

Desde VillaFelina llevamos intentando desde hace muchos meses conseguir que el Ayuntamiento desista de esta crueldad, pero lo único que hemos conseguido hasta el momento es que se nos ignore y que cada día se capturen y encierren más gatos. Así que estamos desesperadas y por ello hemos recurrido a publicarlo, pues solo la presión de los ciudadanos concienciados con el respeto a la vida animal va a poder ayudarnos.